Manifiesto

En junio de 2002 se firma la venta del Hospital construido por la empresa Pascual y Pascual a la Junta de Extremadura, que a principios de año había recibido las transferencias en materia sanitaria desde el Gobierno de España.

Desde entonces el Hospital de Zafra ha formado parte de la estructura sanitaria de Extremadura, y junto al Hospital de Llerena, atienden un área poblacional de unas 100000 personas. Por una decisión administrativa cada hospital atiende a unos 50000 usuarios, pero Zafra es una de las pocas poblaciones de Extremadura que gana población progresivamente.

El Hospital de Zafra nació como un Servicio de Urgencias sin hospitalización y desde su inauguración ha ido creciendo en oferta asistencial gracias al esfuerzo encomiable de todos sus profesionales. Nosotros, los profesionales, lo hemos levantado para su población, y ahora corresponde a su población defenderlo, por lo que esta Plataforma de Defensa del Hospital de Zafra está abierta a todos: profesionales y usuarios.

Con este esfuerzo y a pesar de la limitación de recursos que siempre nos han impuesto, el Hospital ha ido creciendo en oferta de prestaciones hasta 2012, momento en el que los profesionales que trabajamos en él, comenzamos a observar un lento pero imparable proceso para reducir la cartera de servicios, con el objetivo, nunca declarado, de devolver el Hospital a lo que antiguamente se llamaba el Centro de Especialidades. Asimismo, se ha exigido al personal un esfuerzo desmesurado por escasez de recursos humanos, algo claramente visible en las plantas de hospitalización donde la relación de pacientes por enfermera/os es más alta de lo recomendado, obligando a nuestros enfermeros/as a multiplicar su trabajo.

Los políticos gestores de la sanidad extremeña han tomado medidas para limitar la actividad quirúrgica de forma progresiva e implacable, cerrando la Unidad de Recuperación de los pacientes después de la cirugía, lo que ha obligado a nuestros profesionales a adaptar los recursos del Hospital a este desafío. A pesar de todo y manteniendo la actividad quirúrgica por encima de esas dificultades, se han conseguido los mejores resultados quirúrgicos de la historia del Hospital.

Han intentado cerrar las unidades quirúrgicas de forma indefinida varias veces, pero siempre han tenido que reabrirse porque la necesidad existe y no se puede esconder.

Han cerrado la unidad de Cuidados Especiales que antes permitía atender pacientes operados con reanimaciones largas, pacientes hospitalizados que precisaban una atención más cercana de enfermería y pacientes que desde urgencias necesitaban estos mismo cuidados. Pero nos hemos vuelto a levantar utilizando de nuevo nuestros recursos, para atender a estas personas que lo precisaban. Esta unidad tenía 16 camas y nos han querido contentar con una cama en la Unidad de Cardiología, que encima pierde una cama para enfermos con problemas cardiacos.

Gracias a la presión de los ciudadanos se han abierto la Sala de Quimioterapia y la Farmacia Hospitalaria que dispensa los tratamientos a esta, pero eso no puede justificar ni esgrimir una defensa que justifique la merma de la cartera de servicios del Hospital de Zafra.

No pudiendo cerrar las actividades quirúrgicas por el hecho de cerrar la Reanimación, su última decisión ha sido suprimir toda la asistencia urgente (quirúrgica y no quirúrgica) de Cirugía y Traumatología, de viernes a domingo, y la asistencia urgente de Traumatología de lunes a jueves, con lo que esto conlleva respecto al trabajo asistencial del Servicio de Anestesia, y con el riesgo de que los gestores políticos puedan pensar que no es necesario la presencia de un anestesista en el hospital de Zafra, olvidando que este profesional ofrece un apoyo excepcional y único en caso de necesidad de intubación respiratoria previo a un traslado a la UVI.

Eso ha sido lo que ha despertado el “dragón”: ¡hasta aquí hemos llegado! Todos los profesionales implicados en el trabajo diario de nuestro Hospital hemos visto que esto significa “el golpe maestro” para cerrarlo y volver a convertirlo en el Centro de Especialidades que hace 20 años tenía Zafra, un riesgo que solamente podremos evitar si combatimos todos unidos, profesionales y usuarios, y por el que surge el germen de la Plataforma en defensa del Hospital de Zafra:


TODOS, USUARIOS Y PROFESIONALES TENEMOS QUE LEVANTARNOS Y DECIR “BASTA”. SI LOS POLÍTICOS GESTORES QUIEREN CERRAR EL HOSPITAL QUE LO DIGAN ABIERTAMENTE Y QUITEN LA PALABRA HOSPITAL DEL FRONTAL DEL EDIFICIO. PUEDEN PONER OTRA PALABRA: CENTRO MEDICO, CENTRO DE DÍA, CENTRO DE ESPECIALIDADES… PERO NO “HOSPITAL”.
EL HOSPITAL ES OTRA COSA. EL HOSPITAL ESTA DISEÑADO PARA TRATAR LO NORMAL Y LO EXCEPCIONAL, Y PARA ELLO DEBE CONTAR CON TODOS LOS RECURSOS QUE PRECISA UNA POBLACIÓN CIRCUNDANTE DE 50000 HABITANTES.
LOS USUARIOS, MÉDICOS, ENFERMEROS, TÉCNICOS, AUXILIARES, CELADORES, PERSONAL DE MANTENIMIENTO Y PERSONAL DE LIMPIEZA, ADMINISTRATIVOS Y TODOS LOS DEMÁS QUE TRABAJAN EN EL HOSPITAL, NO PODEMOS PERMANECER IMPASIBLES ANTE SEMEJANTE TRAGEDIA Y DEBEMOS DEMOSTRAR A TODOS LOS POLÍTICOS QUE NO PUEDEN OLVIDAR QUE SU TRABAJO ES SERVIR A LA GENTE Y NO SERVIRSE A ELLOS MISMOS, Y QUE CORRESPONDE A LOS CIUDADANOS EXIGIR EL CUMPLIMIENTO DE ESTE SERVICIO Y NO CONFORMASE CON LAS MIGAJAS QUE CAIGAN AL SUELO, POR ELLO:

¡TE ANIMAMOS A QUE TE UNAS A LA PLATAFORMA!

A %d blogueros les gusta esto: